ciclovias-en-peru

Ciclovías: ¿realmente nos están ayudando?

A inicios de mayo de este año María Jara, presidenta de la Autoridad de Transporte Urbano (ATU), anunció la implementación de una red de ciclovías con el objetivo de promover otro tipo de transporte que fuera más seguro dentro de la pandemia.

Se proyectaron 300 km. extendidos en todo Lima y Callao, auspiciados por el Banco Mundial. Para ello se ha coordinado con funcionarios de diversos distritos que comenzarán a generar la red de ciclovías en las calles, las cuales han sido proyectadas hasta el 2022 aproximadamente. Con este transporte individual no solamente habría mayor seguridad para prevenir contagios, también se busca promocionar un sistema eficiente y amigable con el medio ambiente.

Hasta ahí todo suena muy bien. Sin embargo, con el desarrollo de las obras han surgido algunos inconvenientes que deseamos evidenciar. Para comenzar, no existe en el país una cultura del uso correcto de las ciclovías, tanto de los conductores de transporte público o particular que las atraviesan y no bajan sus velocidades, como de los ciclistas que tampoco respetan las leyes de tránsito adecuadamente.

Estos usos incorrectos de las vías ya han traído consecuencias. Hasta el momento van tres víctimas fatales por accidentes con automóviles. Por otro lado, también se ha denunciado que hay ciclovías que no se encuentran integradas, así como otras que se encuentran cortadas. Está el caso de la avenida Canadá, por ejemplo, que tiene la ciclovía diferenciada con pintura solamente y en el lado izquierdo de la vía, lo que resulta altamente peligroso ya que no hay mayor señalización y por ello los vehículos la invaden constantemente. Según Juan Pablo León, por ese motivo no habría nada que pueda impedir que un auto pueda atropellar a los ciclistas.

Hace falta que las autoridades puedan regular la velocidad de los automóviles y el transporte público, así como una verdadera revisión del planeamiento de la red de ciclovías. Por ejemplo, en la cuadra 20 de la avenida José Granda hay un corte intempestivo que obliga a los ciclistas a ingresar a la avenida. De igual manera la ciclovía que parte del Puente de la Amistad y une al distrito de Miraflores ha recibido diversas críticas, ya que la única vía obliga a ser compartida entre los ciclistas con los peatones, lo cual puede generar accidentes.

Por otro lado, los ciclistas tampoco están respetando las reglas de tránsito, ya que eventualmente irrumpen en vías no autorizadas para ellos, así como muchos de ellos no llevan casco y utilizan audífonos, lo cual les impide escuchar si tienen a un vehículo demasiado cerca.

Aun queda pendiente un arduo trabajo y mantenimiento continuo para generar un sistema de transporte seguro y adecuado para todos los peruanos.

Tags: No tags

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *