Multitud de turistas abarrota La Gran Muralla China mientras el país reporta fin de la Covid-19

Multitud de turistas abarrota La Gran Muralla China mientras el país reporta fin de la Covid-19

Una masa de visitantes abarrotó el destino turístico entre espacios reducidos y apretujados a través de puertas estrechas. Se trata de una escena que hubiera sido impensable hace unos meses.

Mientras la Comisión Nacional de Sanidad de China reporta que está superando la pandemia del nuevo coronavirus y que ha controlado los 21 casos “importados”, miles de turistas abarrotaron la Gran Muralla durante la Semana Dorada anual de la nación.

Según el Global Times, el país ha puesto a las vacaciones más concurridas del calendario como una “prueba de fuego” para dar muestra de su gestión frente a la COVID-19.

El Partido Comunista animó a los ciudadanos a visitar destinos turísticos y los boletos se agotaron rápidamente en muchos atractivos, con una capacidad limitada al 75%.

Las fotos tomadas desvelan un escenario casi impensado meses atrás: una masa de visitantes pululando sobre el destino turístico, apiñados en espacios reducidos y apretujados entre sí a través de puertas estrechas.

Aunque la mayoría usa mascarillas, varias personas, incluidos niños pequeños, se las bajaron hasta la barbilla y algunas parecen haber renunciado por completo a este implemento de bioseguridad.

El coronavirus sigue siendo una amenaza mundial, pero China —que encadena 57 días sin contagios locales— ha pasado los últimos meses reabriendo los lugares turísticos con medidas de seguridad extremas. La ciudad de Wuhan, por ejemplo, volvió a albergar fiestas y grandes eventos este verano, algo sorprendente para el epicentro de la pandemia.

La sección más popular de Gran Muralla China, Badaling, fue reinaugurada a fines de marzo y con nuevas restricciones, como exigir a los visitantes que reserven boletos con anticipación.

El último jueves, la nación estimó que se realizaron 13 millones de viajes de pasajeros por ferrocarril al comienzo de la semana de vacaciones, el número más alto registrado en un solo día desde que la pandemia golpeó en febrero.

Los casos de COVID-19 se han mantenido bajos desde la primavera. Hubo algunos brotes, incluido un grupo en Beijing en junio, pero se encontraron con medidas de bloqueo inmediatas y pruebas masivas.

Normalmente, más de 10 millones de personas visitan la Gran Muralla cada año, recoge CNN. La sección de Badaling, notoriamente abarrotada de turistas locales e internacionales, es tan popular que los funcionarios establecieron un límite de 65.000 visitantes por día a partir de junio de 2019.

Sin embargo, con las nuevas restricciones, el número de visitantes diarios se limitó al 30% de su capacidad habitual.

 

Fuente: diario La República

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *