DELA TERCERADE SANTIAGO Ofensiva china en Chile genera alerta

DE LA TERCERA DE SANTIAGO, Ofensiva china en Chile genera alerta

La compra de CGE dejará a una firma estatal china con más de la mitad de los clientes de distribución eléctrica del país. Un senador mira con cautela la operación y ha advertido a las autoridades. Y Cancillería, que oficialmente aplaude la tendencia, sigue con atención cómo otros países han limitado la inversión extranjera en áreas estratégicas.

Si la empresa estatal china State Grid International Development Limited (SGIDL) materializa la compra de CGE, en US$ 3 mil millones, anunciada la semana pasada, se convertirá en el mayor actor del sector de distribución eléctrico chileno, con más de la mitad de los clientes. La misma empresa compró hace un año Chilquinta, en US$ 2.230 millones. Y se encamina así a ser el mayor actor de la industria.

La apuesta de State Grid no es aislada. Muchas otras empresas de origen chino han penetrado en Chile en los últimos años. Y en muchos otros países de Latinoamérica. La tendencia no se detiene. Y seguirá. En los registros oficiales, Estados Unidos, España y Canadá retienen los mayores stock de inversión en Chile, con más de US$ 30 mil millones cada uno, por lo que la presencia de China está todavía “muy lejos de la presencia que tienen otros países en nuestra economía”, recuerda el canciller Andrés Allamand. Pero su aumento, agrega, es algo natural: China es hoy, justo a 50 años de establecer relaciones diplomáticas con Chile, el mayor socio comercial. En octubre, el 42,5% de las exportaciones chilenas se dirigió a ese país.

Los mismos registros oficiales chilenos dibujan el cambio en inversión extranjera directa: los capitales chinos sumaron US$ 4.852 millones en 2019, muy por encima de Canadá (US$ 2.866 millones) y Estados Unidos (US$ 2.790 millones). Este año ocurrirá algo similar. “A pesar de la pandemia se han incorporado cinco nuevos proyectos provenientes de China a nuestra cartera, sumando 27 iniciativas por US$ 4.470 millones al cierre del primer semestre de 2020”, detalla Alicia Zhu, encargada de China Desk de InvestChile, la agencia estatal de promoción extranjera chilena.

La posición oficial chilena es saludar esta tendencia, felicitar los capitales extranjeros. Lo dicen tanto Allamand como el ministro de Economía, Lucas Palacios. “Vemos con buenos ojos la inversión extranjera que viene al país, porque la necesitamos por su aporte en la creación de empleo, en la llegada de nuevas tecnologías y por sus oportunidades para las pymes proveedoras”, dice Palacios.

La menos oficial ya acumula algunos resquemores que comienzan a crecer junto con la ampliación de los intereses del gigante asiático en Chile. La inquietud tiene dos variantes. La primera es la inquietud por el sector eléctrico. La segunda tiene otras connotaciones: el poder que un solo país adquiere en la economía chilena.

La operación específica será analizada por la Fiscalía Nacional Económica y ya tiene un crítico a la vista. El exvicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran, advierte que la operación de State Grid producirá una peligrosa integración horizontal que está prohibida en el sector sanitario y que, dada la presencia de otros firmas estatales chinas en transmisión y generación, también podría incluir la prohibición de integración vertical.

¿QUÉ ES SASAC DE CHINA?

Al exembajador de Chile en China entre 2014 y 2017, Jorge Heine, le parece curiosa la “súbita preocupación por la propiedad de la infraestructura energética”. Dice: “El sector eléctrico en Chile fue originalmente desarrollado en gran parte por el Estado chileno. Fue privatizado durante el gobierno militar y luego esos mismos privados vendieron las empresas al extranjero, haciendo pingües ganancias. Cuando eso ocurrió nadie objetó ni invocó su carácter estratégico, sino que fue aplaudido a rabiar. Ahora que empresas chinas invierten en el sector, surge una extraña preocupación”.

Las empresas estatales chinas están controladas por un mismo ente, la Comisión de Administración y Supervisión de Activos de Propiedad del Estado (SASAC, en sus siglas en inglés), una entidad de rango ministerial de la República Popular China y subordinada al Consejo de Estado. Tiene facultades de supervisión y administración sobre sus empresas, con excepción de las firmas financieras, como bancos.

Cada cinco años, el SASAC traza sus planes de desarrollo estratégico y decide en qué áreas y mercados van a invertir con el fin de lograr abastecimiento de insumos y servicios al país, además de buscar buenos negocios desde el punto de vista financiero y de influencia que pueda ejercer China.

El SASAC controla 96 empresas estatales constituidas en China (SOE, por sus siglas en inglés, State-Owned Enterprises) en industrias clave, tales como la minería, energía, telecomunicaciones, transporte, infraestructura o la agroindustria. SASAC tiene atribuciones para nombrar a ejecutivos principales de las empresas que controla.

Tags: No tags

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *