Evidencia del mundo real: El caso de Perú. Causalidad entre la ivermectina y la tasa de mortalidad por infección por Covid-19

Evidencia del mundo real: El caso de Perú. Causalidad entre la ivermectina y la tasa de mortalidad por infección por Covid-19

Octubre 2020 / Juan Chamie

Introducción

En el Perú, el uso generalizado de ivermectina como tratamiento de primera línea para el COVID-19 ha provocado una gran controversia. Este país sudamericano ha sido un punto de referencia fundamental con respecto al uso de ivermectina, un medicamento antiparasitario reutilizado. El gobierno peruano aprobó el uso de ivermectina, por decreto, el 8 de mayo de 2020. La nueva Ministra de Salud, Pilar Mazzetti, ratificó la dispensación de ivermectina, a pesar de recibir numerosas solicitudes para suspender su uso en septiembre de 2020. Estas medidas han despertado críticas entre la Comunidad científica. Creen que los ECA (ensayos clínicos aleatorizados) son necesarios para demostrar la eficacia contra el COVID-19 antes de la distribución, pasando por alto el grave número de muertos en Perú, uno de los más altos del mundo por COVID-19.

Es importante verificar el efecto de las intervenciones con ivermectina sobre las variaciones en la tasa de mortalidad y la letalidad viral asociada. Si es significativo, se necesita otra evaluación para determinar si una disminución en el número de nuevos casos se debe a una población infectada más joven, una reducción de las personas más vulnerables, u otros factores que pudieran explicar las variaciones.

Metodología

Este estudio evaluó el impacto de las intervenciones con ivermectina sobre el exceso de muertes y la tasa de letalidad (CFR). Se evaluó el impacto de grandes distribuciones de ivermectina, informadas por las autoridades regionales, sobre la variación en el número de muertes asociadas al COVID-19 en la población mayor de 60 años. El número de muertes asociadas con COVID-19 se calculó comparando los números con la mediana del número de muertes en el mismo período durante los 3 años anteriores al COVID-19.

Además de enfocar la valoración en el grupo más vulnerable, se analizaron otros factores que generan variaciones en la mortalidad, como el número de casos positivos en el mismo grupo de edad y la reducción del tamaño del grupo poblacional por las defunciones.

Este estudio verificó las estadísticas de intervención con ivermectina en la base de datos de la Sala de Situación, comunicaciones oficiales y comunicados de prensa que confirmaron la efectiva entrega del fármaco y las acciones relacionadas con su distribución. Se obtuvo información sobre la mortalidad y letalidad en el grupo de edad seleccionado del registro del Sistema Nacional de Computación de Defunciones (SINADEF), y la población regional, por grupos de edad, del Instituto Nacional de Estadística e Informática.

Conclusiones

En estos ocho análisis del Estado peruano, las distribuciones de ivermectina precedieron a reducciones sólidas en el exceso de muertes y la tasa de letalidad (CFR). La variación en el número de casos detectados ni la disminución de la población vulnerable pueden explicar esta reducción. Otras posibles explicaciones, como la inmunidad cruzada con el dengue, o la mera causalidad, han sido descartadas por su falta de coherencia en este estudio.

El tratamiento con ivermectina es la explicación más razonable para la disminución del número de muertes y la tasa de letalidad en el Perú. Su implementación en políticas públicas es una medida para reducir el exceso de muertes e IFR de COVID-19.

Caso 1: Región de Loreto

Población: 1, 027,559 Población mayor de 60 años: 84,137

Intervención con ivermectina

El 24 de mayo, la distribución de ivermectina por parte del Ministerio de Salud (MINSA) llegó a 28.545 dosis al cierre de junio de 2020. En julio el MINSA envió 22.000, en agosto 18.000 y en septiembre 68.217. El MINSA envió un total de 136,762 dosis: 0.13 dosis por persona en el estado. El 11 de mayo de 2020, el Veterinario Juan Huamanchumo realizó su primera donación de 3,000 dosis de Ivermectina, donando 3,000 dosis adicionales el 20 de mayo.

 Esta Ivermectina fue recibida y distribuida entre la población a través del Colegio Médico de Loreto. El 12 de mayo de 2020, un grupo de voluntarios, ‘Loreto Solidario’ inició una campaña gratuita para suministrar dosis de Ivermectina a toda la población de Loreto. Para el 18 de junio de 2020, el grupo liderado por el doctor Juan de Mihael vacunó a más de 15.000 adultos con ivermectina. El 11 de mayo de 2020 el director del hospital de Loreto informó una disminución en el número de hospitalizaciones por COVID. A fines de junio, el Director Regional de Salud cerró el Centro Hospitalario creado para la pandemia, por falta de pacientes.

Resultados en la población mayor de 60 años

Tenga en cuenta una disminución en las muertes a partir de la segunda semana de mayo. La disminución de víctimas mortales continuó hasta mediados de julio y no ha aumentado. Desde principios de julio, el número diario de muertes, en el estado de Loreto, es similar a los valores presentados antes de la pandemia. La fuerte disminución de las muertes se produjo cuando solo había fallecido el 0,69% de la población de este grupo.

El porcentaje agregado de muertes de marzo a septiembre es de 1,62%. La tasa de letalidad superó el 40% en abril y mayo. Disminuyó al 28% en junio y desde julio se ha mantenido por debajo del 4%. Los casos positivos de COVID-19 detectados se han mantenido estables entre 400 y 500 casos por mes, con la excepción de agosto donde aumentaron levemente, llegando a 682. Inesperadamente, el número de muertes en exceso pasó de 724 en mayo a 62 en julio, una disminución de 91% en dos meses. Estos valores relativos de muertes pasaron de 0,86% a 0,07%

La disminución del exceso de muertes a partir de la segunda semana de mayo coincide con las intervenciones masivas de ivermectina. No hubo una disminución previa de los casos que explique la caída de la mortalidad, ni una reducción significativa de la población vulnerable. Solo se había reducido en un 0,69%. La fuerte disminución de la tasa de letalidad coincidió con la distribución de la ivermectina, con una disminución asociada de los ingresos hospitalarios.

 

Caso 2: Región de Ucayali

Población: 589.110; Población mayor de 60 años: 51.639

Intervención con ivermectina

El 24 de mayo de 2020, la distribución de ivermectina por parte del Ministerio de Salud (MINSA) alcanzó las 27.390 dosis hasta finales de junio. En julio el MINSA envió 59.167 dosis, en agosto 7.288 y en septiembre 6.300. El MINSA envió un total de 100.144 dosis: 0.17 dosis por persona en el estado. El 7 de mayo, el gerente general de EsSalud, Federico Tong, anunció la entrega de ivermectina para ser incluida en el protocolo para tratar COVID-19.

El 26 de mayo, dos concejales y un funcionario del Gobierno Departamental de Ucayali anunciaron la entrega de ivermectina a las autoridades locales y centros de salud. Raúl Edgar Soto Rivera, uno de los consejeros, confirmó al 18 de mayo que habían entregado 500 dosis de ivermectina y habían recibido una donación de 1,000 dosis adicionales.

El 7 de julio, el director de la Dirección de Salud de Ucayali, Willy Lora, compartió con los medios el protocolo para el tratamiento del COVID en esa región que incluía: Azitromicina, Ivermectina Gotas y Paracetamol.

El 18 de junio, el Director de la Red de Asistencia Ucayali, Dr. Francisco Samaniego, anunció el inicio de la producción de ivermectina en la región Ucayali. Resultados en la población mayor de 60 años La fuerte disminución de las muertes se produjo cuando solo había fallecido el 0,71% de la población de este grupo.

El porcentaje agregado de muertes de marzo a septiembre es de 1,48% La tasa de letalidad, que estuvo por encima del 20% en abril, se mantuvo por debajo del 10% entre mayo y junio. Desde agosto se ha mantenido por debajo del 3%. Los casos positivos confirmados de COVID-19 disminuyeron entre mayo y junio, llegando a 822 en agosto, el número más alto desde el inicio de la pandemia. Inesperadamente, el exceso de muertes pasó de 463 en mayo a 51 en julio, una disminución del 89% en dos meses. Estos valores relativos de muertes pasaron del 0,90% al 0,10%.

Entre mayo y junio, la disminución del exceso de muertes coincidió con la distribución de ivermectina. La variación en el número de casos positivos no está relacionada con la variación en las muertes. No hubo una reducción significativa en este grupo de población para explicar por qué la población vulnerable solo se había reducido en un 0,71%. La disminución de la tasa de letalidad coincide con el inicio de los programas de ivermectina.

 

Caso 3: Región de Piura

Población: 2.047.954; Población mayor de 60 años: 234.250

Intervención con ivermectina

La distribución de ivermectina por parte del Ministerio de Salud (MINSA), que comenzó el 24 de mayo de 2020, llegó a 59.590 dosis a fines de junio. En julio, el MINSA envió 47.500 dosis; en agosto, 5.000 dosis; y en septiembre, 25.000 dosis. El MINSA envió un total de 137.090 dosis, que ascendieron a 0.07 dosis por persona en el estado.

El 21 de mayo, los alcaldes de la provincia de Piura anunciaron la compra de ivermectina para ser entregada a la población afectada por el virus. El 31 de mayo, un grupo de voluntarios «Comando COVID» informó sobre su campaña para entregar ivermectina, para el tratamiento del COVID-19, de forma gratuita, a personas de escasos recursos.

Hasta la fecha se han entregado más de 12.000 dosis. El 3 de julio, el gobierno de Piura anunció la distribución de 100.000 dosis de ivermectina a los centros de salud de la región. El alcalde de Piura, Juan José Díaz Dios, confirmó que al 22 de julio habían entregado 300.000 dosis de ivermectina.

Resultados en la población mayor de 60 años

A partir de la última semana de mayo, hubo una disminución en el número de muertes. Este descenso fue pronunciado hasta finales de junio y ha continuado con un ligero descenso semana tras semana. El número de muertes diarias en Piura se ha mantenido estable desde julio, sin embargo, sigue siendo más alto que el promedio antes de la pandemia. La disminución de las muertes se produjo cuando solo había fallecido el 0,53% de la población de este grupo.

El porcentaje agregado de muertes de marzo a septiembre es del 1,41%. La tasa de letalidad fue de alrededor del 30% hasta junio. Disminuyó al 14% en julio. Desde agosto está por debajo del 10%. Mensualmente, los casos de COVID-19 detectados se han mantenido estables en aproximadamente 1.400 desde mayo. Sin embargo, en julio hubo una disminución en los números debido a una reducción del 30% en las pruebas. Inesperadamente, las muertes mensuales pasaron de 1.374 en mayo a 387 en julio. Una disminución del 72% en dos meses. Los valores relativos de defunciones pasaron de 0,59% a 0,17% para este grupo de población.

La disminución del exceso de muertes a fines de mayo coincide con la distribución de ivermectina en el departamento. La variación en el número de casos positivos no explica la variación en las defunciones, ni puede explicarse por una reducción sustancial en este grupo de población, que solo había disminuido un 0,53%. La reducción en la tasa de letalidad ocurrida a partir de julio también coincide con la distribución de ivermectina en los Centros de Salud del Departamento.

 

Caso 4: región de Tumbes

Población: 251.521; Población mayor de 60 años: 28.166

Intervención con ivermectina

La distribución de ivermectina por parte del Ministerio de Salud (MINSA) que inició el 24 de mayo de 2020 llegó a 9,795 dosis hasta el 14 de junio. En julio el MINSA envió 61,167 dosis y en agosto 3,000. El MINSA envió un total de 72,962 dosis, lo que equivale a 0,29 dosis por persona en el estado.

El 9 de junio, el Gobernador del Departamento y el Director de Salud de la región anunciaron que han impulsado la búsqueda activa de pacientes con COVID-19 a los que se les administra ivermectina como parte del tratamiento. El 27 de junio, el Gobernador de Tumbes, en reunión con los Alcaldes de la Región, anunció la implementación del programa «Bloqueo Farmacológico» en todos los Distritos del Departamento, con una adquisición asociada de 50 mil dosis de ivermectina.

Resultados en la población mayor de 60 años

En la primera semana de junio, el número de muertes comenzó a disminuir, con un nuevo descenso en la primera semana de agosto. La caída de muertes continuó semana tras semana. El número diario de muertes en Tumbes desde mediados de agosto es similar al promedio antes de la pandemia.

La disminución en el número de muertes se produjo cuando había fallecido el 0,72% de este grupo de población. El porcentaje agregado de muertes de marzo a septiembre es del 1,86%. La tasa de letalidad, que se mantuvo en torno al 30% hasta junio, descendió al 6% en julio y al 3% en agosto. Los casos de COVID-19 de mayo a agosto se han mantenido estables entre 180 y 315 casos. El exceso de muertes inesperadas pasó de 198 en junio a 38 en agosto, una disminución del 81% en dos meses. Los valores relativos de defunciones pasaron de 0,70% a 0,13% en este grupo de población.

La disminución de muertes ocurrida a partir de junio coincide con el inicio de la distribución de ivermectina en el departamento. La variación en el número de casos positivos no explica la variación de las defunciones, ni se explica por una reducción sustancial de este grupo de población, que solo se había reducido en un 0,72%.

La reducción de la tasa de letalidad a julio coincide con la expansión del programa «Bloqueo Farmacológico» donde el eje central es la ivermectina, en toda la región.

 

Caso 5: Región de La Libertad

Población: 2.016.771; Población mayor de 60 años: 257.655

Intervención con ivermectina

La distribución de ivermectina por parte del Ministerio de Salud (MINSA) que comenzó el 24 de mayo de 2020 llegó a 42.355 dosis hasta fines de junio. En julio el MINSA envió 154.000 dosis, en agosto 98.333 y en septiembre 35.750. El MINSA envió un total de 330,438 dosis: 0.16 dosis por persona en el estado. El 23 de julio, el gobernador regional de La Libertad, Manuel Llempén informó que había distribuido 40.000 dosis de ivermectina entre los centros de salud de la región. El 20 de julio, el Gobierno de La Libertad informó la entrega de ivermectina a más de 30.000 personas, incluidos pacientes con COVID-19 y sus familias. El 4 de agosto, la Facultad de Medicina de La Libertad solicitó la terminación del programa de distribución masiva de ivermectina, argumentando que generaba falsas esperanzas. También afirmaron que las muertes no se habían reducido. En un comunicado oficial del 15 de junio, la entidad regional ya había rechazado el uso de ivermectina y había recomendado abstenerse de su uso.

Resultados en la población mayor de 60 años

En la segunda semana de junio, el número de muertes se había ralentizado, y a partir de la segunda semana de julio empezaron a disminuir. La disminución de muertes ha continuado semana tras semana. Las muertes en La Libertad desde la segunda semana de septiembre son similares a los valores presentados antes de la pandemia.

La disminución en el número de defunciones se produjo cuando solo el 0,74% de este grupo de población había muerto. El porcentaje agregado de muertes de marzo a septiembre es del 1,27%. La tasa de letalidad, que creció mes a mes hasta llegar al 60% en junio, subió al 25% en julio, en agosto fue del 13% y en septiembre del 9,5%. Los casos de COVID-19 detectados entre junio y agosto han aumentado ligeramente de 1.204 casos en junio a 1.394 en agosto. En septiembre disminuyó a 1.155. Inesperadamente, el exceso de muertes pasó de 1.293 en junio a 485 en agosto. Una disminución del 62% en dos meses. Entre el mismo período, los valores relativos de muertes pasaron de 0,50% a 0,19% en este grupo de población.

A fines de junio, la disminución de muertes coincide con la distribución de ivermectina en el departamento. La variación en el número de casos positivos no explica la variación de las defunciones, ni puede explicarse por una reducción sustancial de este grupo de población, que solo se había reducido en un 0,74%. La reducción en la tasa de letalidad comenzó a aparecer a mediados de junio y coincidió con la distribución de ivermectina en los centros de salud del departamento. La tasa de mortalidad es más alta que la que se muestra en otros estados. Es importante verificar si esta mayor mortalidad ha sido consecuencia del rechazo del tratamiento con ivermectina por parte de la facultad regional de medicina.

 

Caso 6: región de Arequipa

Población: 1.497.438; Población mayor de 60 años: 212.228

Intervención con ivermectina

La distribución de ivermectina por parte del Ministerio de Salud (MINSA) que comenzó el 24 de mayo de 2020 alcanzó las 15.375 dosis hasta fines de junio. En julio el MINSA envió 185.000 dosis, en agosto 25.000 y en septiembre 33.000. El MINSA envió un total de 258,375 dosis, que ascendieron a 0,17 dosis por persona en el estado. El 20 de julio, la Red de Salud de Arequipa (La Red de Salud Arequipa) inició la entrega de ivermectina a la población afectada por el virus en su etapa inicial.

El 20 de julio, los 25 centros de salud regionales comenzaron a administrar ivermectina, azitromicina y acetaminofén a todos los pacientes diagnosticados. El 5 de agosto, en una reunión de emergencia, los alcaldes de Arequipa acordaron gestionar la compra de un millón de dosis de ivermectina para el tratamiento de pacientes infectados por el coronavirus.

Resultados en la población mayor de 60 años

En la primera semana de agosto, el número de muertes se desplomó. Siguió una disminución constante de muertes que ha continuado semana tras semana. Las muertes en La Arequipa a fines de septiembre son similares a los valores presentados antes de la pandemia. La disminución en el número de muertes se produjo cuando solo había fallecido el 1,19% de este grupo de población. El porcentaje agregado de muertes de marzo a septiembre es del 1,79%.

La tasa de letalidad, que creció mes a mes hasta llegar al 20% en julio. Desde agosto está por debajo del 10%. Los casos de COVID-19 detectados aumentaron exponencialmente de 346 casos en junio a 3447 en agosto. En septiembre, los casos disminuyeron a 1532 debido a la reducción de las pruebas.

El exceso de muertes inesperadas pasó de 1.728 en julio a 243 en septiembre, una disminución del 86% en dos meses. Entre el mismo período, los valores relativos de defunciones pasaron de 0,86% a 0,16% en este grupo de población.

La disminución de muertes ocurrida a partir de agosto coincide con el programa de distribución masiva de ivermectina en el departamento. La variación en el número de casos positivos no explica la variación de las defunciones, ni puede explicarse por una reducción sustancial de este grupo de población, que solo se había reducido en un 1,19%.

La reducción en la tasa de letalidad comenzó a aparecer en agosto y coincidió con la distribución de ivermectina en los centros de salud del departamento.

 

Caso 7: región de Moquegua

Población: 192.740; Población mayor de 60 años: 29.157

Intervención con ivermectina

La distribución de ivermectina por parte del Ministerio de Salud (MINSA) que comenzó el 24 de mayo de 2020 alcanzó las 2.605 dosis hasta fines de junio. Entre el 5 y el 12 de julio, el MINSA envió 20.000 dosis; entre el 26 de julio y el 9 de agosto, 116,667 dosis; y el 23 de agosto, 25.000 dosis. El MINSA envió un total de 159.322 dosis, que ascendieron a 0.83 dosis por persona en el estado. El 10 de julio, el Hospital Regional de Moquegua inició la producción de ivermectina.

 El fármaco se enviaría a los centros de salud para el tratamiento de pacientes con COVID-19. La región de Moquegua recibió personal médico y un gran cargamento de medicinas el 5 de agosto, con el propósito de iniciar su distribución masiva a partir del 6 de agosto como parte del programa gubernamental denominado «Operación Tayta».

Según los registros oficiales de distribución de medicamentos del Ministerio de Salud, entre el 4 y el 13 de agosto, el gobierno nacional distribuyó 28.000 dosis de ivermectina en Moquegua. El 15 de agosto, el Fondo de Desarrollo Moquegua entregó dos mil kits con Paracetamol, Azitromicina e Ivermectina.

Resultados en la población mayor de 60 años

A partir de la primera semana de agosto, el número de muertes comenzó a caer en picado. La disminución de muertes ha continuado semana tras semana. Las muertes en Moquegua en septiembre son similares a las ocurridas antes de la pandemia. La disminución en el número de defunciones se produjo cuando falleció el 1,08% de este grupo de población.

El porcentaje agregado de muertes de marzo a septiembre es del 1,76%. La tasa de letalidad, que creció mes a mes, alcanzó el 32% en junio. Se redujo al 15% en julio, al 8% en agosto y al 4% en septiembre. Los casos de COVID-19 detectados aumentaron exponencialmente de 60 casos en junio a 1.047 en agosto.

En septiembre, los casos se redujeron tras una disminución en las pruebas. Inesperadamente, el exceso de muertes pasó de 309 en agosto a 29 en septiembre, una disminución del 91% en un mes. Los valores relativos de defunciones pasaron del 1,06% al 0,10% de este grupo de población.

La disminución de muertes a partir de agosto coincide con el programa de distribución masiva de ivermectina en el departamento. La variación en el número de casos positivos no explica la variación en las defunciones, ni puede explicarse por una reducción sustancial de este grupo de población, que solo se había reducido en un 1,08%.

La reducción de la tasa de letalidad a partir de julio coincide con la producción de ivermectina en el hospital regional y las demás campañas de entrega de medicamentos.

 

Caso 8: región del Cusco

Población: 1.357.075; Población mayor de 60 años: 138.969

Intervención con ivermectina

La distribución de ivermectina por parte del Ministerio de Salud (MINSA) que comenzó el 24 de mayo de 2020 alcanzó las 10.828 dosis hasta fines de junio. En julio el MINSA envió 27.500 dosis; en agosto, 50.000 dosis; y en septiembre, 62 375 dosis. El MINSA envió un total de 150,703 dosis, que ascendieron a 0,11 dosis por cada persona en el estado.

El 15 de junio, el Hospital Nacional Adolfo Guevara Velasco de Cusco recibió nuevo equipo médico y 600 dosis de ivermectina para el tratamiento de pacientes con COVID. El 15 de agosto de 2020, la Dirección de Salud de Cusco inició la distribución de ivermectina entre los centros de salud de la región. Mil dosis diarias fue su capacidad de producción inicial.

El 20 de agosto, el director regional de Salud de Cusco anunció la distribución de 20.000 tratamientos con ivermectina.

Resultados en la población mayor de 60 años

En la última semana de agosto, el número de muertes comenzó a disminuir drásticamente. Las muertes disminuyeron semana tras semana. El número diario de muertes en Cusco en la segunda semana de septiembre es similar al número promedio antes de la pandemia. La disminución en el número de muertes se produjo cuando solo había fallecido el 0,40% de este grupo de población. El porcentaje agregado de muertes de marzo a septiembre es del 0,66%.

En junio, la tasa de mortalidad acumulada era del 16%. Durante julio y agosto, la tasa de mortalidad había estado por debajo del 10%. Los casos de COVID-19 detectados crecieron exponencialmente, pasando de 71 casos en junio a 1.679 en agosto.

En septiembre, los casos se redujeron tras una disminución en las pruebas. Inesperadamente, el exceso de muertes pasó de 725 en agosto a 165 en septiembre. Una disminución del 77% en un mes. Los valores relativos de defunciones pasaron del 0,52% al 0,12% de este grupo de población.

La disminución de muertes a fines de agosto coincidió con la distribución de ivermectina en el departamento. La variación en el número de casos positivos no explica la variación en las defunciones, ni puede explicarse por una reducción sustancial en este grupo de población, que solo había disminuido en un 0,40%. La reducción de la tasa de letalidad se inició en julio y coincide con la distribución de ivermectina por el Ministerio de Salud.

 

Grupo de control: región de Lima

Población: 10.628.470; Población mayor de 60 años: 1.648.028

Intervención con ivermectina

La distribución de ivermectina por parte del Ministerio de Salud (MINSA) que comenzó el 1 de junio de 2020 solo llegó a 4.066 pacientes a mediados de julio. El 20 de agosto de 2020, el Ministerio de Defensa anunció la «Operación Mega Tayta», cuyo objetivo es llegar a 500.000 pacientes COVID positivos para fin de año.

Lima fue incluida en el programa. Un estudio observacional reciente en Perú mostró que menos del 10% (561) de los pacientes hospitalizados con Covid positivo en Lima recibieron ivermectina como tratamiento de abril a julio, de una muestra de 5,683 pacientes.

Resultados en la población mayor de 60 años

Durante la primera semana de junio, el número de muertes se redujo en breve, luego las muertes se estabilizaron hasta mediados de agosto. En septiembre, el número diario de muertes en Lima era mayor que en cualquier otro estado de Perú.

La disminución en el número de muertes se produjo cuando había fallecido el 1,82% de la población. El porcentaje agregado de muertes de marzo a septiembre fue del 2,02%. La tasa de letalidad, que se mantuvo alrededor del 20% de abril a julio, disminuyó en agosto, pero sigue siendo la más alta entre los estados peruanos. Los casos de COVID-19 detectados se mantuvieron estables en alrededor de 10,000 casos desde abril.

En agosto, los casos crecieron, tras un aumento en las pruebas. Las muertes en los distritos de Lima mostraron el mismo crecimiento en abril y la misma meseta desde junio. Lima mostró una sola ola unificada.

El exceso de muertes se mantuvo estable entre 6.000 y 7.000 de abril a agosto. Hubo una disminución del 50% en septiembre. Los valores relativos de defunciones rondaron el 0,40% de este grupo de población. No hubo disminución en las muertes entre abril y agosto, ni reducción en la tasa de letalidad durante este período.

Discusión

La correlación entre las intervenciones con ivermectina y la disminución tanto del exceso de muertes como de la tasa de letalidad es bastante fuerte y constante en todas las regiones analizadas. Debido a que la correlación es fuerte, la probabilidad de que esto sea causado por otros factores es baja. La forma más segura de descartar una correlación que se produzca por azar es encontrar la misma correlación en varios casos.

Este estudio ha visto la correlación entre las intervenciones con ivermectina y una disminución en el exceso de muertes y la tasa de letalidad en ocho estados peruanos. Además, cuando se analizan dos resultados en lugar de uno (exceso de muertes y CFR), un resultado casual se vuelve aún más inverosímil. De esta manera, descartamos la causa accidental como explicación de la correlación. En cuanto a los factores externos, ya hemos descartado causalidad por un mayor porcentaje de población joven al incluir en el estudio solo a personas mayores de 60 años. También descartamos la variación en el número de casos al verificar que no hubo disminución de estos antes de reducir la mortalidad. También descartamos una reducción sustancial de la población susceptible al confirmar que en ningún caso las muertes redujeron esta población en más de un 2,0%.

En cuanto a la reducción de la población susceptible al momento de la disminución del exceso de muertes y CFR, estos valores fueron desiguales en los estados analizados. Como ejemplo, la reducción de población en Arequipa fue cuatro veces mayor que la disminución en Cusco. Para descartar la posibilidad de que una cepa más débil del virus haya mutado en toda la región peruana, transmitiendo así cierto grado de inmunidad cruzada al COVID-19, se incluyó a Lima en el estudio como grupo de control.

El exceso de muertes y CFT en la capital peruana se mantuvo estable durante cinco meses, entre abril y agosto. Recientemente, surgió una nueva teoría que, según algunos científicos, podría explicar los bajos niveles de mortalidad en algunas regiones. Es una inmunidad cruzada con el dengue que explicaría los bajos niveles de mortalidad. Esta teoría se derrumba aquí, al observar las altas tasas de mortalidad en estados peruanos como Arequipa y Moquegua, donde no ha habido casos de dengue en los últimos 20 años. La mortalidad aumentó con los casos de COVID y descendió después de la intervención con ivermectina.

Conclusión

En estos ocho análisis del Estado peruano, las distribuciones de ivermectina precedieron reducciones significativas en el número de muertes y la tasa de letalidad por infección. La variación en el número de casos detectados o la disminución de la población vulnerable no pueden explicar la mejora de la mortalidad y la letalidad. Asimismo, aquí se han descartado otras posibles explicaciones, como la inmunidad cruzada con el dengue, o la mera causalidad, por su falta de coherencia. El tratamiento con ivermectina es la explicación más razonable de la disminución de la tasa de mortalidad y muerte en Perú. Su implementación en políticas públicas es una medida altamente efectiva para reducir la mortalidad y letalidad del COVID-19.

Gráficos y tablas

 

Fuente: web ResearchGate

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *