SUNAT: Imágenes de comprobantes no sustentan deducciones

SUNAT: Imágenes de comprobantes no sustentan deducciones

La imagen digital del comprobante de pago en formato físico (documento escaneado) no constituye el documento que reúne los requisitos y características para ser considerado comprobante de pago, por lo que no permitirá al adquirente o usuario sustentar la deducción del costo o gasto para efectos del impuesto a la renta (IR).

Tampoco permitirá al adquirente o usuario sustentar el crédito fiscal, salvo que contenga la información señalada en el artículo 1 de la Ley 29215 y se hubiera efectuado el abono del total de la operación. Así lo estableció la Sunat mediante Informe 102-2020-Sunat/7T0000.

La Sunat considera que si las facturas, recibos por honorarios, boletas de venta, liquidaciones de compra y comprobantes de operaciones (Ley Nº 29972), no cumplen las características y requisitos mínimos señalados en el RCP, tales documentos no podrán ser considerados comprobantes.

“Lo mismo ocurre con los tiques o cintas emitidos por máquinas registradoras que no cuenten con las características y requisitos que el RCP señala para ellos”, precisa la Sunat.

Igualmente, advierte que el derecho al crédito fiscal se ejercerá solo con el original del comprobante de pago emitido por el vendedor del bien, constructor o prestador del servicio, en la adquisición en el país de bienes, encargos de construcción y servicios, o la liquidación de compra.

DEBATE ¿Cuáles son las consecuencias del reporte de las cuentas bancarias a la Sunat?

Existe un debate sobre la constitucionalidad de la medida dictada para que los bancos informen a la Sunat sobre todas las cuentas bancarias de más de 10,000 soles. Se ha presentado ya una demanda al respecto ante el Tribunal Constitucional al vulnerar la norma el secreto bancario.  

El secreto bancario protege el derecho a la intimidad de los usuarios.

El abogado tributarista David Zamotra ha advertido al respecto que “el Tribunal Constitucional ya ha dicho que el secreto bancario no es un derecho absoluto y que sí se puede poner límites si hay un interés común. De cara a esa línea, no se estaría vulnerando al 100%», explica.

Un segundo debate, sin embargo, gira sobre el impacto de la medida en la informalidad de la economía. El parecer mayoritario es que esta medida, igual que la de tope a los intereses bancarios,  incrementará la informalidad y detendrá la bancarización y la inclusión financiera.

Contra este parecer, el abogado tributarista Walker Villanueva ha opinado que el reporte de las entidades del sistema financiero a la Sunat contribuirá a reducir la informalidad ya que los emprendedores que venden productos o servicios deberán emitir los respectivos comprobantes de pago y solicitar boletas o facturas de las compras que realicen para demostrar la procedencia de sus operaciones comerciales e ingresos depositados en sus cuentas bancarias. 

A su vez, la ex superintendente de la Sunat Tania Quispe ha señalado que la medida “mantiene la información que el ITF ya contenía”, lo que llevaría a preguntarse por la necesidad de la disposición. 

Quispe recordó que el impuesto a las transacciones financieras (ITF) da acceso a todos los movimientos de cuenta que se informan mensualmente a la Sunat. “Cualquier operación paga un impuesto y esto permite detectar el movimiento”, agregó. Pero “ahora se permite también acceder a los saldos de cuenta”, detalló. 

Sostuvo que el ITF recauda al año 220 o 230 millones de soles. “Este sería un ahorro para los contribuyentes porque con esta norma ya no se necesitaría”, dijo.

De otra parte, el tributarista David Zamora confirmó que la medida es innecesaria pues la Sunat ya tiene acceso a la cantidad de dinero que mueve cada usuario en los bancos ya que tiene esa información gracias al Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF).

Zamora agrega que los clientes del sistema financiero también se verán afectados en otros puntos.

«Ahora los bancos deben armar la nueva recopilación de datos y eso es un costo, y ¿a quiénes le van a trasladar ese costo? A los clientes. Se va a transformar en mayores intereses y mayores comisiones», prevé. Esto también generaría que las tasas de interés que los usuarios reciben por ahorrar su dinero en una entidad financiera sea menores, pues «la gente no va a querer poner la plata en el banco». Esto a su vez incrementaría la informalidad en el sistema financiero.

SUNAT FISCALIZARÁ A CONTRIBUYENTES CON HISTORIAL DE INCUMPLIMIENTO

Palmer de la Cruz, intendente nacional de Estrategia y Riesgo de la Sunat, declaró a un medio especializado local que la Sunat utilizará un criterio de evaluación del secreto bancario que ya ha usado anteriormente. “No iniciaremos investigaciones o citaremos a personas a la Sunat por cualquier movimiento extraño”, dijo. “Esto solo sucederá cuando el contribuyente presenta indicios de estar eludiendo la norma tributaria o tiene un historial”. “Veremos si la persona tiene una deuda pasada que está en cobranza coactiva o si ha sido denunciada por evasión u otro delito tributario”, añadió. “En la Sunat manejamos grupos de perfiles de riesgo de los contribuyentes, que van del uno al cinco. Las personas que se encuentren en los grupos de riesgo uno y dos no serán citadas”, sostuvo.

De la Cruz añadió que a las personas que “presenten movimientos irregulares en sus cuentas, como un ingreso de S/ 20,000 sobre lo regular, se les enviarán cartas al final del mes para que ellas mismas corrijan dichos ingresos”.

De la Cruz agregó que esta medida le otorgará más información a la Sunat que el ITF, el cual tiene una larga lista de exoneraciones. Señaló que es necesario que ambas medidas coexistan para dar una imagen más completa a la Sunat.

César Luna Victoria, socio del estudio Rubio, señaló que “el ITF ya no tiene sentido, pues era realmente solo una excusa para obtener información de los contribuyentes”. De acuerdo con Luna Victoria, “ahora con este reporte se cuenta con información de mayor calidad”, por lo que sería propicio que el ITF desaparezca.

FIJACION DE TASAS

De otra parte, la SBS ya ha advertido que la fijación de topes a las tasas de interés de los préstamos en las instituciones financieras que el Congreso aprobó el 30 de diciembre y que supuestamente protege de la usura a los consumidores, generará mayor informalidad y exclusión financiera, que se sumarán al efecto de la medida del reporte de cuentas a la Sunat. 

Según manifestó el superintendente adjunto, Javier Poggi, los más perjudicados con esta medida del Congreso serán los segmentos socio económicos D y E, así como la parte baja del estrato C, quienes tendrán que acudir al mercado financiero informal en pos de créditos a tasas más altas, comentó.

En el mercado los bancos grandes en promedio tienen tasas de interés de 37%; las empresas financieras especializadas en consumo, que atienden a los estratos B y C, presentan en promedio tasas de 54%; y los entes especializados en consumo, que trabajan con los segmentos C y D, ofertan en promedio tasas de 92%. Esta diferencia en las tasas de interés, en el mercado de consumo, se debe al perfil de riesgo de los clientes.

Tags: No tags

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *