Universidad de Stanford encuentra que confinamiento y cierre de comercios no evitan el contagio de COVID-19

Universidad de Stanford encuentra que confinamiento y cierre de comercios no evitan el contagio de COVID-19

Un estudio realizado por la Universidad de Stanford  descubrió que las políticas obligatorias de confinamiento al inicio de la pandemia por coronavirus pueden “no proporcionar significativamente más beneficios para detener la propagación del COVID-19” que las medidas voluntarias: distanciamiento social y reducción de viajes.

El análisis, publicado el 5 de enero en el European Journal of Clinical Investigation, comparó el incremento de infecciones de COVID-19 los primeros meses de 2020 en 10 países: Inglaterra, Francia, Alemania, Irán, Italia, Países Bajos, España y Estados Unidos, con cierres obligatorios, y Corea del Sur y Suecia, que propusieron medidas menos severas.

El objetivo era analizar el efecto de las medidas más restrictivas o menos restrictivas en el cambio de comportamiento individual y en el freno de la transmisión del coronavirus. Para ello, los investigadores utilizaron un modelo matemático para determinar que “no hubo un efecto beneficioso claro y significativo de [medidas más severas] sobre el crecimiento de casos en ningún país”.

La investigación afirma que, pese a no cuestionar el “papel de todas las intervenciones de salud pública o de las comunicaciones coordinadas sobre la epidemia”, no logra hallar un beneficio adicional en los confinamientos y cierre de negocios”. Empero, reconoce limitaciones y la dificultad en comparar países con diferencias socioculturales.

Cabe precisar que el estudio contó con el aporte del profesor de medicina y economía Jay Bhattacharya, quien se opuso abiertamente a los bloqueos implementados por los países al inicio de la pandemia. En octubre de 2020, Bahattacharya y un grupo de científicos publicaron la Declaración de Great Barrington, donde proponen a los Gobiernos levantar las restricciones para lograr la inmunidad colectiva.

A contraparte, investigaciones como la del Imperial College de Londres, de junio de 2020, encontraron que Europa evitó al menos 3,1 millones de muertes a causa de los bloqueos. De igual forma, otro estudio adjunto a esa publicación, en la revista Nature, halló que las restricciones tempranas en China, Corea del Sur, Italia, Irán, Francia y Estados Unidos detuvieron 530 millones de infecciones por COVID-19.

Tags: No tags

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *