TOPES A LAS TASAS DE INTERÉS BCR cumple, pero está en desacuerdo

TOPES A LAS TASAS DE INTERÉS BCR cumple, pero está en desacuerdo

El Banco Central de Reserva (BCR) inició el proceso para cumplir con la ley que impone topes a las tasas de interés del sistema financiero, aprobada por insistencia en el Congreso. Según el gerente central de Estudios Económicos del BCR, Adrián Armas, ya se está reuniendo la información que se requiere. “Se está recolectando información detallada de los créditos, tasas de interés, plazos y tipo de operaciones», dijo.

El BCR debe determinar el límite para las tasas de interés máximas y mínimas que cobren las empresas del sistema financiero para préstamos personales, tarjetas de crédito y otros.

A mediados de marzo el presidente del BCR, Julio Velarde, aseguró que cumplirá la norma, pese a su desacuerdo con la medidacluiría a los más vulnerables del sistema financiero.

Por el momento, se espera que la propuesta del BCR respecto a los límites que deberán establecerse salga en la segunda quincena de abril y la medida comience a aplicarse a partir del mes de mayo.

¿CÓMO AFECTARÁ A LOS PRÉSTAMOS Y CRÉDITOS BANCARIOS?

El peligro es que la nueva ley impedirá que millones de peruanos tengan la posibilidad de acceder a un crédito formal y terminará impulsando el crecimiento de prestamistas informales. 

La Asociación de Bancos del Perú (Asbanc) y la Asociación de Instituciones de Microfinanzas del Perú (Asomif), indican que esta nueva ley afecta la capacidad de préstamo de las entidades financieras, quienes buscan operar con seguridad y asumir riesgos razonables para su modelo de negocio. Todo esto afectará a millones de peruanos y terminará impulsando el crecimiento de los prestamistas informales. Los tres efectos negativos serían: la exclusión financiera por menor acceso a un crédito formal. Por ejemplo, si se impusiera un límite de 1.5 veces la tasa promedio del sistema financiero para créditos a microempresas, 7 entidades saldrían del negocio y 768 000 clientes tendrían dificultades para acceder a créditos del sector formal. Si se hiciera lo mismo en créditos de consumo, 1.8 millones de clientes tendrían las mismas dificultades.

En segundo lugar, los prestamistas informales cobrarían altas tasas de interés. Los prestamistas informales actúan sin regulación ni garantías y muchas veces recurren a mecanismos de cobro abusivos o ilícitos. Según el BCR, la tasa de interés promedio del sector informal es de 792% anual. El promedio de tasas cobradas por la banca en tarjetas de crédito es de 45.16%.

Finalmente, las microfinancieras no podrán otorgar créditos. Con esta ley, las microfinancieras se verán impedidas de continuar brindando créditos a las personas con menos recursos económicos. Actualmente, estas atienden a 1.3 millones de mypes y 3 millones de clientes con créditos de consumo.

Todo lo anterior significa un grave retroceso en la inclusión financiera

Tags: No tags

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *