YA NO HAY CONFLICTO DE LA FED CON EL EJECUTIVO Biden y la Fed reman con dirección a la inflación

YA NO HAY CONFLICTO DE LA FED CON EL EJECUTIVO Biden y la Fed reman con dirección a la inflación

El presidente de EEUU, Joe Biden, y el jefe de la Fed, Jerome Powell, combinan el gasto gubernamental y los estímulos. Para Biden, se trata de lanzar la inversión pública como no se había hecho desde la década de 1960.  Y no hay un paralelo de cómo se han sincronizado el enfoque fiscal de Biden y la política monetaria de Powell. Biden y Powell estarían motivados por una interpretación similar de los hechos.

El plan de gastos de Biden destinaría alrededor de $ 4 billones a la infraestructura destinada a impulsar el crecimiento.  La propuesta, si el Congreso la aprueba, sería la intervención federal más radical en la economía desde Lyndon Johnson en la década de los 60. 

También se sumaría a los déficits estadounidenses récord.

Los aumentos del déficit bajo presidentes republicanos han sido impulsados en gran parte por recortes de impuestos, en la teoría de que el dinero en manos privadas se gastaría e invertiría de manera más eficiente que el gobierno. Biden, por el contrario, confía en la capacidad del Estado de distribuir de manera justa y expandir los programas sociales aumentando los impuestos a las corporaciones y a los estadounidenses ricos.

No se trata de una respuesta a la crisis (el mes pasado se aprobó un paquete de ayuda pandémica de 1,9 billones de dólares impulsado por la Casa Blanca), sino de lo que viene a continuación.

Desde que tomó las riendas del banco central a principios de 2018, Powell ha dado a conocer su escepticismo sobre algunos de los modelos económicos clave detrás de la formulación de políticas de la Fed.

Lanzó una revisión del marco de política del banco central que da prioridad a permitir que la economía encuentre su camino hacia el «máximo empleo» sin prejuzgar dónde estaría o preocuparse de que el aumento del empleo desencadene la inflación.

LA GRAN INFLACION

El impulso fiscal y monetario conjunto en este momento se parece al que impulsó la ‘Gran inflación de la década de 1970′», dijo Peter Ireland, profesor de economía.  Los legisladores de la Fed siguen convencidos de que eso no va a suceder. Han establecido una prueba de tres partes para aumentar las tasas de interés: un mercado laboral «consistente con» empleo máximo, inflación del 2% e inflación en camino de subir aún más «durante algún tiempo» antes de cualquier cambio de política de la Fed, y el miércoles Powell insistió en que se apegaría a esa fórmula por el tiempo que sea necesario.

Tags: No tags

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *